Ejercicio practico para vivir en positivo

Sabemos que puedes tener una vida más placentera, una vida repleta de bienestar, una vida en positivo. Además sabemos que en algunas ocasiones no es muy complicado. Lo sabemos porque desde hace muchos años estamos ayudando a centenares de personas a conseguirlo.

Hemos decidido publicar los ejercicios que utilizamos en los procesos de psicología, coaching y educación emocional que realizamos en nu More

Available formats: epub mobi pdf rtf lrf pdb txt html

First 20% Sample: epub mobi (Kindle) lrf more Online Reader
Words: 3,020
Language: Spanish
ISBN: 9781301029051
About Tomas Navarro

Cuando Hay y McBer elaboraron su modelo de competencias definieron diferentes niveles de dominio. Después de estar más de veinte años estudiando vieron que las personas siguen un proceso de aprendizaje similar basado en cuatro niveles de aprendizaje o dominio de la competencia.

En primer lugar debemos conseguir el conocimiento que nos dará una buena base. Al principio parece que hay una cantidad de información inasumible, pero poco a poco va cobrando sentido.

Una vez tenemos una buena base estamos en disposición para aplicar lo que hemos aprendido. De la aplicación de los conocimientos podremos adquirir una experiencia que nos permitirá seguir avanzando hasta llegar al siguiente nivel.

Según sea nuestra capacidad para analizar la experiencia podremos llegar a dominar la materia. Solo con el dominio de la materia podemos solventar problemas, plantear nuevos escenarios, establecer relaciones entre lo aprendido y nuestro bagaje cultural y asimilar todo lo tratado.

Finalmente, si la evolución es positiva podremos enseñar lo que ya conocemos, aplicamos y dominamos.

Me encanta aprender. Soy extremadamente curioso. Me cuesta definirme como un especialista ya que cuando alguna área me despierta interés, la estudio, la aplico y la domino. Entonces la comparto. Y ya estoy listo para profundizar en otra área de estudio.

Si tengo que seleccionar mis preferencias debo admitir mi debilidad por el estudio de las emociones. He visto a personas hacer gestas increíbles movidas por sus emociones y he visto a personas extraordinarias completamente anuladas por sus emociones negativas. He estudiado su fisiología, sus efectos en el cuerpo y la mente, su expresión facial, sus antecedentes y consecuencias. Como influyen en el día a día, en el trabajo, con la pareja, con los niños.

He estudiado la felicidad, la tristeza, el miedo, la sorpresa, la ira, el asco, el amor, el dolor… He estudiado cómo nacen, por qué las tenemos, cómo nos afectan, cómo las podemos gestionar…

Pero también me gusta estudiar los procesos de liderazgo. He estudiado a las personas que influyen en otras personas. He trabajado con líderes, profesores, catedráticos, políticos y directivos. También he conocido gurús, oportunistas, charlatanes y manipuladores.

Algunas personas influyen para bien, otras para mal. Algunas ayudan, otras exprimen, manipulan, roban y maltratan.

Otra área que me encanta es la comunicación. La comunicación verbal y no verbal. Qué se dice y cómo se dice. Qué se dice entre líneas. Los mensajes implícitos y la comunicación influyente. Cómo encantan las personas encantadoras, cómo presentarse, qué comunica nuestro cuerpo sin nuestro permiso. Siempre estamos comunicando. Es imposible no comunicar nada. Así que quizás sea mejor que no ocupemos de ello, ¿no?

Me fascina ver como las personas toman decisiones. Analizo decisiones. Aíslo las distorsiones que hacen que nos equivoquemos.

Estudio cómo nos dejamos llevar por el miedo, por el deseo, por sesgos de pensamiento, por presiones… Pero también me gusta ver que peso tiene nuestra fisiología en el momento de tomar decisiones. Cómo decidimos bajo la influencia del dolor, como afecta el hambre, el sueño…

Estudio con especial cariño los procesos de influencia. Por qué nos dejamos llevar, qué nos condiciona, cómo nos dejamos convencer, quien nos manipula, por qué nos manipulan, porque hay personas que dirigen la vida de otras personas. Por qué hay personas que confían en quien no deben y alejan a personas que son más nobles.

Pero también por qué algunas personas y empresas mueven a millones de personas, cómo les influyen, cómo les generan un deseo de compra, cómo les motivan a hacer algo, a vestirse de una determinada manera, a saltar, a bailar, a gritar, a utilizar la violencia…

Presto especial atención a los procesos de crecimiento. Comparto la idea de Seligman de que debemos evolucionar y crecer. Analizo y busco herramientas concretas para poder evolucionar, para ser mejores. En base a la teoría de las competencias emocionales diseño ejercicios específicos para adquirirlas, desarrollarlas y potenciarlas. Con el crecimiento se potencia el bienestar, la sensación de paz y la satisfacción con la vida. Cuando una persona está satisfecha genera más bienestar, disminuye la tasa de conflicto y problemas con las personas que le rodean, bien sea en el trabajo o con la familia. Pero no solo eso, además goza de mejor salud, más creatividad, más capacidad para generar experiencias positivas, etc…

He estudiado mucho sobre cómo gestionamos situaciones adversas como enfermedades, accidentes o pérdidas. La vida es un cúmulo de sorpresas. Cuando son positivas no necesitamos adaptarnos a ellas, pero cuando son negativas o inciertas necesitamos hacer acopio de nuestras mejores habilidades para superarlas. ¿Por qué hay personas que superan enfermedades, accidentes, desgracias y otras no? ¿Qué parte de personalidad hay, como influye el soporte social, los recursos propios, la educación recibida, etc.? ¿Podemos aprender a gestionar situaciones adversas?

Finalmente un área en la que he trabajado es en el análisis de las emociones que pueden provocar determinados objetos de consumo en las personas. ¿Qué sientes al subirte a un coche? ¿Puede mejorar la autoestima ir bien vestido? ¿Sientes más seguridad con un determinado calzado? Las emociones siempre son generadas por un estímulo. No es lo mismo utilizar zapatos cómodos o incómodos.

Posiblemente condicionen nuestro día. No es lo mismo la experiencia de conducir un deportivo o un utilitario, no es lo mismo vivir en 40 metros cuadrados que en 300. Puesto que nuestra vida estará determinada por nuestro estado anímico, mejor que nos dediquemos a analizar los objetos con los que convivimos.

Divido mi pasión entre las personas y las organizaciones, equipos y grupos de personas como por ejemplo en las empresas. Me encanta analizar el comportamiento de las empresas y cómo se comunican, tratan y analizan a sus clientes. Pasamos entre un tercio y la mitad de nuestras vidas trabajando. ¿Cómo no estudiarlo?

Reviews

This book has not yet been reviewed.
Report this book