Email this sample to a friend

El valor del tiempo:


Muchas veces dejamos pasar el tiempo y no entendemos el valor de éste, hasta el grado que lo dejamos pasar sin darle importancia alguna. Vamos a entender el valor del tiempo para poder aprovecharlo a lo máximo que podamos.


La lección de la hormiga:


Dice el versículo: “Lej El Nemalá Atzel, Ree Derajea Vejajam”, “Ve con la hormiga ¡flojo!, mira sus caminos, y adquirirás sabiduría”. Mishlé 6, 6.

Si analizamos los actos y la vida de la hormiga, nos entendemos su conducta.

Las hormigas no tienen Gan Eden, no tienen satisfacciones, no disfrutan la vida, no cumplen Mitzvot, etc., y de todos modos, no se despiertan tarde, siempre trabajan fuerte, no flojean, etc. No tienen jefes que la obliguen a trabajar, no hay un patrón que la esté presionando, no usan despertadores y de todos modos, trabajan muy duro.

Rab Jaim Shmuelebitz, solía mencionar al Midrash que dice, que la vida de la hormiga únicamente dura seis meses y todo el alimento que ingieren en esos seis meses es un trigo y medio. Midrash Debarim Rabá 5, 2.

Previous Page Next Page Page 1 of 10