Email this sample to a friend

Una mañana bonita Mami le preguntó a Mikel (pronunciado -kel) a ver si quería dar un paseo.

-¡Sí, Mami!- contestó.

Mikel y Mami no podían hacer cosas juntos a menudo, porque Mami trabajaba casi todos los días.

-Entonces, nos preparamos!- sonrió Mami. –Hace fresquito hoy, así que ponte los jeans y lleva la chaqueta contigo.

-¡No necesito mi chaqueta, Mami!- dijo Mikel.

-No hace frío.

-Fíate de mí- le contestó Mami. –y ponte calcetines con las playeras.

-¡Por favor, mami!- gritó Mikel. -¡Se me van a quemar los pies!

-Fíate de mí, Mikel- le contestó Mami.

Previous Page Next Page Page 1 of 10