El primer libro

Rated 4.00/5 based on 1 reviews
Bernardo, Berta y Edmundo, tres jóvenes escritores de mediana edad, participan en el proyecto A.M.O.K. que proclama ser un punto y aparte en la historia de la creación humana. Este sacadineros es la obra de Basilio, un empresario cultural que pretende crear el primer personaje fruto de la Inteligencia Artificial. More
Download: epub mobi (Kindle) pdf more Online Reader
About Palacio Rojo

Email: rojopalacio@gmail.com

Biografía

Palacio Rojo es el seudónimo de un sevillano.
Su primer proyecto fue Mimeografías, una iniciativa que pretendía hacer que la máquina fuera poética. Para ello, tomaba un escrito cualquiera y lo convertía en un archivo sonoro, gracias a uno de esos programas, nacidos como lectores maquinales. Una vez obtenido el sonido de las palabras escritas las volvía a transcribir utilizando otro programa: el que convierte el sonido en palabras escritas. La creación de los mimeogramas nacía del error en la trascripción, cuando el programa informático tenía que interpretar lo que le estaba dictando otro programa.
El autor era un corrector y editor de los hallazgos escondidos en el enredo provocado por la máquina. La mimeografías fueron firmadas no como Palacio Rojo, sino como La Bodega, una supuesta firma comercial. La inspiración para esta elección fue Andy Warhol, que al final de su carrera, quería convertirse en una empresa, no en un artista.
Gran parte de la mimeografías, junto a otros juegos literarios, se publicaron en una página web que fue reseñada en la revista electrónica cultural DosDoce. Esta experiencia sirvió de base al primer libro de Palacio Rojo, que se tituló El Primer Libro. Esta sátira sobre la creación en el mundo tecnológico se puso a la venta en la librería de la editorial Miraguano, ya que, como especialista en ciencia ficción, era el lugar ideal para un texto que trata, entre otras cosas, de la inteligencia artificial.
Más tarde publica un cuaderno titulado El libro Diario, que pretendía ayudar a convertir la vida de los lectores en una narración. Para ello, tenían que escribir siguiendo el ejemplo de los epígrafes incluidos. Al final, como si guardara un diario, los lectores lograrían poner en pie la historia de sus días. El diario fue presentado en la Facultad de Filología de Sevilla, de la mano del arabista Emilio González Ferrín. También fue la despedida del libro, pues allí se repartieron los ejemplares que quedaban de la tirada limitada que se imprimió.
Palacio Rojo escribe y edita el Libro de las carcomas bajo la forma de un currículo del escritor. En él se detallaban alguno de sus logros: cómo ideó nuevas formas de publicar, en pósits y en notas de suicidio, cómo animó a meter los teléfonos móviles en un sobre con una invocación escrita para quitarle su poder, cómo inscribió, en un disco de vinilo, las instrucciones para mezclar los sentidos y así percibir mejor el mundo y cómo envió un ensayo de poesía a varios poetas sobre la poesía vulgar. Parte del libro apareció en la revista literaria Estación Poesía. Los ejemplares fueron distribuidos a través de bookcrossing por toda la ciudad.
El autor también ha usado las artes dramáticas. El libro del cuerpo pretendía que el lector se convirtiera en actor. En esta obra se daban más de cien argumentos o direcciones teatrales que el que leía podía actuar junto a su pareja o amante.
En Emotistory, un cortometraje de animación, se contaba un cuento en el que los personajes eran representados por emoticonos.
Su cortometraje Salas S.A.L. homenajeaba las películas de Jean-Luc Godard, con una narración que se convertía en un palíndromo: a lo que se establece en la primera parte, se le da la vuelta en la segunda.
Por otra parte, el autor también ha publicado en inglés. Su relato "Obituary", que trataba sobre Emilio Sanz de Soto y Tánger, se incluyó en la sección Show and tell de la revista literaria Bad Idea, de Londres, en agosto de 2008.
Además, Palacio Rojo creó la palabra "Borjear" o "Borgear", recogida en Exonario, un diccionario de términos inventados. "Borjear/Borgear: La profusión de estudios sobre el escritor argentino Borges ha necesitado de una palabra para definir a la pluma, generalmente de España, que tiene a bien aderezar su escrito con una cita, con un pensamiento, o con una construcción gramatical al estilo de vuestro Jorge Luis".
En el segundo concurso Exonario para elegir la mejor palabra del año, Esteban Podeti, uno de los miembros del jurado, eligió Borjear/Borgear como su segundo término favorito.

Also by This Author

Reviews

Review by: oowak on Aug. 10, 2014 :
Para mi ha sido una sorpresa esta historia. Buena prosa, buena trama y buen desarrollo de la novela. Me ha recordado a otros autores consagrados. Los personajes están bien trabajados y la historia engancha desde la primera página. No comentaré nada de la historia puesto que creo que es mejor enfrentarse a ella sin saber nada y dejarse seducir por los diferentes personajes.
Enhorabuena a su autor por esta novela.
(review of free book)

Print Edition

Report this book