Antigüedades de la Nueva España El imperio azteca a la llegada de los españoles

Antigüedades de la Nueva España escrito por el médico español Francisco Hernández de Toledo, es uno de los más ricos y apasionantes contextos culturales, históricos, geopolíticos, sociales, económicos y políticos acopiados por los intelectuales españoles enviados por los reyes de la península durante las expansivas ambiciones de la conquista y la colonia. More

Available ebook formats: epub mobi pdf lrf pdb txt html

First 10% Sample: epub mobi (Kindle) lrf more Online Reader
About Francisco Hernandez

Francisco Hernández de Toledo fue un médico, ornitólogo y botánico español nacido en 1517, en La Puebla de Montalbán en Toledo y fallecido el 28 de enero de 1587 en Madrid .
Hernández estudió Medicina en la Universidad de Alcalá y ejerció durante varios años en Toledo y Sevilla. Igualmente, ejerció en el hospital del monasterio de Guadalupe, y en el año 1565 y pronto fue transferido como médico de la corte.
Por su extensa formación científica, dedicó gran parte al estudio con estilo aristotélico de la naturaleza, gracias a que poseía una sólida formación intelectual y científica y una mentalidad abierta al conocimiento de las novedades. Por sus virtures personales y profesionales, Hernández fue elegido por Felipe II para dirigir una expedición científica a América centrada especialmente en el territorio de Nueva España.
En enero de 1570, el rey lo nombró protomédico general de las Indias, islas y tierra firme del mar Océano y le porporcionó 60000 ducados para organizar el viaje de la expedición que contaba con un geógrafo, pintores, botánicos y médicos indígenas.
Hernández partió en agosto de 1571, junto con su hijo, y desembarcó en febrero de 1572 en Veracruz. Durante tres años recorrió la Nueva España, especialmente la meseta central. Las notas de sus observaciones no fueron conservadas. Desde marzo de 1574 y hasta su vuelta a España en 1577, Hernández vivió en la Nueva España donde formó una colección, estudió las prácticas medicinales locales y realizó estudios arqueológicos. Durante estos años formó una considerable colección de plantas secas o no, 38 volúmenes de dibujos y numerosas notas, tres de las cuales están escritas en Náhuatl.
Hernández murió antes de ver su obra publicada. Dado su costo, Felipe II encargó al médico napolitano, Nardi Antonio Recchi,​ la publicación de una versión abreviada. Los originales se conservaron en la Biblioteca de El Escorial pero desaparecieron, seguramente destruidos durante el incendio de 1671. Por tanto, sólo se conocen fragmentos de su inmensa obra. Sucesivos retrasos (el editor murió prematuramente) llevaron a que la obra abreviada no se publicara hasta 1635 y 1651. Una nueva compilación por el médico Casimiro Gómez Ortega, basada en material adicional encontrado en el Colegio Imperial de los Jesuitas de Madrid, fue titulado Francisci Hernandi, medici atque historici Philippi II, Hispan et Indiar. Regis, et totius novi orbis archiatri, opera: cum edita, tum inedita, ad autographi fidem et integritatem expressa, impensa et jussu regio (1790).
Hernández describió 230 especies de aves pero la falta de ilustraciones, que se perdieron, hace su identificación muy difícil. Hernández citó de forma sistemática los nombres en náhuatl a partir de los cuales es posible clasificar las aves.

Also by This Publisher

Reviews

This book has not yet been reviewed.
Report this book