El valor del tiempo

Salomon Michan M.

Copyright 2015 by Smashwords Edition


El valor del tiempo


Muchas veces dejamos pasar el tiempo, sin darle importancia alguna, pues no entendemos su valor. Vamos a tratar de entender el valor del tiempo para aprovecharlo a lo máximo.


La lección de la hormiga:

Dice un versículo: “Lej el nemalá, atzel, ree derajea vejajam”, “Ve con la hormiga ¡flojo!, mira sus caminos y adquirirás sabiduría”.1

Si observamos el comportamiento y la vida de una hormiga, es difícil entender su conducta.

Las hormigas no tienen Gan Eden, no tienen satisfacciones, no disfrutan la vida, no cumplen mitzvot, etc., pero aun así no se despiertan tarde, siempre trabajan duramente y no flojean. Tampoco tienen jefe que la obliguen a trabajar o que las presiones, no usan despertador, pero de todos modos se esfuerzan.

Previous Page Next Page Page 1 of 14