DE SECRETARIA A ESCLAVA SEXUAL 2:

UNA FANTASIA BDSM

Seth Daniels

Todos los personajes presentados en esta obra son ficticios. Cualquier parecido a personas reales, vivas o muertas, es pura coincidencia.

Copyright © 2012 by Black Serpent Erotica

Todos los derechos reservados. Ni este libro ni cualquier parte del mismo puede ser reproducido o utilizado de ninguna manera sin la permisión expresa escrita de la editora excepto para uso en citaciones rápidas en una crítica del libro.

ISBN: 978-1-62247-096-9

Smashwords Edition, Notas de la Licencia

Este libro electrónico (eBook) sólo tiene licencia para su disfrute personal. Este eBook no puede ser re-vendido o regalado a otras personas. Si le gustaría compartir este libro con otra persona, por favor compre una copia adicional para cada persona con la que le gustaría compartirlo. Si usted está leyendo este libro y no lo compró, o no fue comprado únicamente para su uso, entonces usted debería regresar a Smashwords.com y comprar su propia copia. Gracias por respetar el trabajo duro de este autor.



El asiento de Emily rechinaba como ella se balanceaba para adelante y para atrás rápidamente. Ella estaba nerviosa, y emocionada mientras observaba la puerta, esperando a que su jefe entrara en la oficina. Había pasado más de una semana desde que había entrado inesperadamente a su “pequeño recreo” y se había hecho completamente sumisa a él. Desde esa vez, él había actuado como si nafa hubiese sucedido, tratándola bien como una secretaria, pero muy en el fondo ella quería más. Emily adoraba las sensaciones que él le dio, y cada noche desde entonces, se masturbaba hasta dormir pensando en servirle como su esclava. Jugueteaba en su silla observando el reloj y la puerta al mismo tiempo, tan pronto como el entrara por la puerta Emily tenía planeado preguntarle que sucedía y exigir algo de una forma u otra, o por lo menos eso es lo que tenía en mente hasta que escucho que la manija de la puerta giraba. Su mente comenzó a ponerse en blanco al mismo tiempo que la puerta se abría lentamente y Don entraba calmadamente, sus ojos aterrizando en Emily detrás de su escritorio. “Rayos, ¿eres un ave tempranera verdad?” Dijo mientras caminaba hacía su escritorio, ella asintió incapaz de formular cualquier palabra. Don caminó alrededor del escritorio viendo sobre de Emily a medida que se acercaba, “¿Sabes? Te ves demasiado bonita y bien vestida cómo para estar sentada detrás de ese escritorio todo el día. Has estado haciendo un muy buen trabajo y con toda honestidad, no tengo mucho que hacer hoy, si prometes no decirle nada al jefe, yo diría que plantaras tu trabajo y vinieras a divertirte conmigo” Una sonrisa marcada apareció a través de su rostro y Emily lo tomo exactamente como lo que ella había estado esperando, volteó a verlo desde su asiento “Prometo que no le diré a nadie, y si lo hago supongo que sólo tendría que castigarme ¿o no?”

Previous Page Next Page Page 1 of 11