Email this sample to a friend


DE SECRETARIA A ESCLAVA SEXUAL:

UNA FANTASIA BDSM

Seth Daniels

Todos los personajes presentados en este trabajo son ficticios y tienen dieciocho años de edad o más. Cualquier semejanza con personas reales, vivas o muertas, es pura coincidencia.


Copyright © 2012 by Black Serpent Erotica


Todos los derechos reservados. Ni este libro ni cualquier parte del mismo puede ser reproducido o utilizado de ninguna manera sin la permisión expresa escrita de la editora excepto para uso en citaciones rápidas en una crítica del libro.


ISBN: 978-1-62247-093-8

Smashwords Edition, License Notes

This eBook is licensed for your personal enjoyment only. This eBook may not be re-sold or given away to other people. If you would like to share this book with another person, please purchase an additional copy for each person you share it with. If you're reading this book and did not purchase it, or it was not purchased for your use only, then you should return to Smashwords.com and purchase your own copy. Thank you for respecting the hard work of this author.

Cuando Emily tomó asiento detrás de su escritorio, aún estaba sorprendida de haber conseguido el empleo. Como una estudiante universitaria de 20 años, ella pensaba que nadie podría contratarla; especialmente como asistente personal de alguien adinerado como lo es Donald o “Don” como a él le gusta que le llamen. Ella necesitaba el dinero y estaba más que emocionada cuando él la invitó para una entrevista personal, además ella estaba más que un poco perpleja cuando caminando por el pasillo esperando encontrar a un viejo malhumorado fue recibida por Don, el buen mozo en sus treinta y pocos años. Ella intentó ser lo más profesional posible pero no podía mantener su miente sin fijarse en como sus ojos parecían mirarla, y la ropa a la medida que él portaba, algo que no le salía bien teniendo en cuenta el hecho de que aunque él era más maduro, pasaba mucho tiempo asegurándose de que su cuerpo estuviese en buena forma. Emily permaneció sentada durante la entrevista y estaba segura de que lo echaría a perder y de que tendría que volver a trabajar como camarera o a lo mejor considerar bailar para conseguir el dinero que necesitaba para el alquiler, pero cuando la entrevista había acabado Don se apoyó en la silla y miró directamente a Emily antes de hablar.

Previous Page Next Page Page 1 of 12