Un pájaro de un verde chillón pasa volando sobre mí, su voz proclama: Eso no es vida, muchacho.

Y una mierda no es vida, le contesto en silencio. Y pienso que tal vez así soy feliz. Me pierdo en una rememoración, una vez más, del camino seguido hasta llegar a La Isla.



UN AVIÓN, UN TREN


Aquella noche había dormido poco y mal. Más o menos como en las anteriores ocasiones en que había viajado a Suiza por cuenta de la empresa. Suiza es un país serio, limpio y tiene excelentes bancos con cuentas numeradas. Hay gente que llena esas cuentas con su dinero. La empresa donde yo trabajaba lo hace. Dinero negro que se encarga de transportar el Director Administrativo. Yo. Por eso había dormido poco y mal aquella noche. Si te pillan, te joden. A la empresa. Y a ti algo te toca, seguro.

En aquella ocasión eran tres millones de euros. No hay en el mundo agente aduanero capaz de creer que tal cantidad de dinero es un regalo para una sobrina enferma. Y si quería ser sincero, la excusa que les ofrecería si descubrían los tres millones de euros no sería mucho mejor que eso.

Cerré el vuelo en un mostrador atendido por una muchacha tan soñolienta como yo mismo, que recompensó mi presencia con una sonrisa de repetición disparada sin entusiasmo. Eran las ocho y diez de la mañana, según mostraba el panel luminoso situado frente a mis ojos. Sentado a mi lado, un tipo gordo trataba de adivinar las medidas corporales de toda mujer que pasaba a menos de tres metros. Parecía ser un buen deporte. Yo no imaginaba cuál sería el premio final que iba a obtener el gordo.

Entonces comenzó. El primer espasmo recorrió mi cuerpo como una descarga eléctrica aplicada en la boca del estomago. El segundo, al cabo de quince segundos, pateó con furia mis intestinos y amenazó con activar el dispositivo de apertura de mis esfínteres. El gordo seguía a lo suyo. En aquellos momentos lo suyo era una pelirroja que tenía las piernas demasiado delgadas para una falda demasiado corta. Por fortuna los servicios estaban cerca y llegué a ellos sin tener que preocuparme de darle explicaciones al gordo.

Previous Page Next Page Page 6 of 180