Interview with Shannon Xanadu

Hola, querida Shannon. Tu biografía te define como una autora precoz. Pero qué te motivó a escribir, en específico, historias para adultos, a una edad tan temprana?
Es que no fue por decisión mía, sino por voluntad de Afrodita, mi diosa, cuya omnipotente energía ya se estaba despertando con mucha fuerza en mi cuerpo aún de niña, haciéndome florecer en mujer y por ello yo ya fantaseaba con cosas muy eróticas y ardientes. No lo podía evitar. Era y es todavía como una maravillosa pero atormentadora fiebre que me consumía hasta el alma, llevándome a explorar mi propia intimidad femenina y el exquisito placer que de ella brotaba a raudales, lo que inevitablemente me llevó a escribir esas deliciosas fantasías que nacían en mi mente, transformándolas ya no sólo en simples fantasías sino en verdaderas historias. Así fue como ocurrió. Simplemente fui elegida por Afrodita para esto, y por ello me siento bendita.
Realmente crees en Afrodita?
Claro. Para mí ella es tan real como lo soy yo misma.
Sí, pero tu biografía dice que naciste en el seno de una familia católica y muy conservadora. Podrías aclarar esto?
Sí, mi familia es muy católica. Pero en lo personal yo no puedo definirme como tal porque mi Dios es Afrodita.
Y esto no te ha traído algún conflicto?
No tanto como el hecho mismo de que escribo novelas para adultos. Eso sí fue un problema que pude resolver siendo anónima al transformarme en Shannon Xanadu. Pues sucede que mi familia es Opus Dei, y hasta cierto punto, además, está metida en política. Eso sí es un asunto muy complicado.
Caramba. Pero entonces tu familia no sabe que escribes novelas eróticas?
No, ellos no saben. Lo hago en secreto bajo el seudónimo de Shannon Xanadu. Y son muy pocas las personas de mi entorno más íntimo quienes conocen mi secreto. Hacerlo de este modo es muy necesario para mí. No porque me avergüence de lo que escribo, sino porque de hacerse público, de cierta forma podría perjudicar mucho a mi familia, y ¿quién soy yo para hacer eso? Sea como sea es mi familia y los amo y como hija les debo mucho aunque no esté de acuerdo con sus creencias y convencionalismos sociales. Es una cuestión de respeto.
Y por otro lado, soy de los que piensan que lo importante no es el artista sino la obra. Yo soy Shannon Xanadu y más allá de ello, por lo demás, lo que haga como hija, amiga o amante es asunto de mi vida personal y privada, pues soy una ciudadana del mundo como cualquier otro.
Sí, pero por lo que dices... Lo que escribes es realmente tan atrevido y transgresor?
Sí, sí, absolutamente atrevido y transgresor. Lo que escribo es exclusivamente para adultos. Literatura erótica genuina.
A qué te refieres con "literatura erótica genuina"?
Pues me refiero a eso mismo en el sentido más literal de la palabra. ¿O es que acaso ustedes creen que "Las cincuenta sombras de Grey" (Fifty shades of Grey) es literatura erótica? ¿Lo creen en serio? Por favor...
No, eso es literatura rosa con algo de sexo. Nada más sucede que por estrategia de marketing una serie de novelas rosas, al tener una que otra escena subida de tono es clasificada como literatura erótica.
En otras palabras están engañando a los lectores con la finalidad de vender más y más libros. Y por otro lado con esto están insultando la inteligencia de personas con cultura.
Quien tiene cultura y estudio suficiente comprende el real significado del "Eros". Naturalmente, el ignorante cree que significa simplemente "amor". Mas, quien tiene estudio y comprensión suficiente, sabe muy bien que en la Grecia clásica "Eros" (amor) se refiere exclusivamente al amor carnal (del que se disfruta y que se expresa a través del sexo) y no tiene nada que ver con nuestro entendimiento occidental postmodernista, judeocristiano del "amor", el cual es muchísimo más platónico y romántico. Por algo fue entonces que Platón se alzó como todo un revolucionario, al plantear esta "nueva idea" sobre el "amor", la cual, créanme, fue bastante extravagante en su tiempo y lugar de origen: la Grecia clásica.
Así es que si nos apegamos estrictamente al significado literal y cultural de la palabra, que es como debería ser. Una obra literaria verdaderamente "erótica" (genuina) es aquella que tiene el placer del sexo y la exaltación de los sentidos como su principal motivo literario, siendo que el componente romántico, aunque existente y necesario, es secundario y su importancia es sólo accesoria al servicio de exaltar aún más el motivo literario principal (La celebración del placer sexual de los sentidos). En obras como "Fifty shades of Grey", si el lector analiza con cuidado, la cosa es al revés. Así que en mi opinión éste no es un libro erótico, sino una saga de literatura rosa escrito para una masa no pensante y con un casi nulo hábito real de lectura, y como tal yo sí le concedo que ha sido un gran éxito publicitario, pero jamás será un éxito literario pues, por lo demás, para calificarse tan descaradamente como libro erótico, ni siquiera es atrevido y transgresor. No nos muestra nada nuevo, ni nada que socialmente esté prohibido entre un hombre y una mujer adultos en el S.XXI. El Marqués de Sade en cambio... Ufff... Ése sí fue un transgresor. Y tómese en cuenta de qué época hablamos.
Published 2018-02-13.
Smashwords Interviews are created by the profiled author, publisher or reader.