Franz J Fortuny

Biography

La biografía personal debe exponer por qué una persona tiene algo de especial. Pero como esto lo está escribiendo la misma persona, puede no ser tan válido. Pero les aseguro que trataré de ser totalmente honesto.

A lo largo de mi vida he tenido un gran defecto: tanto en la escuela como en las tareas que me asignaron o me asigné yo mismo, siempre busqué (sin siempre encontrar) la manera de hacer las cosas que me gustaban más y no las que habrían sido más convenientes y útiles desde el punto de vista mercantil o económico.

Me pareció interesante hablar lenguas diferentes de la mía propia. La única “útil” en ese momento era el inglés. Pero también acaricié francés, alemán, ruso, italiano, polaco, griego, etc. Claro, no llegué a dominar sino un poco las que tuve alguna vez la oportunidad de medio practicar, pero para nada puedo decir que las hablo con fluidez o que podría escribir en ellas. En América Latina vivimos rodeados de gente que a miles de kilómetros a la redonda solo habla español (y las lenguas autóctonas, increíblemente difíciles). Claro, estamos directamente regidos por la influencia de la lengua de los norteamericanos y esa sí creo dominarla bastante.

Pero todas las lenguas me parecen juegos culturales fabulosos para que los que las hablan en forma nativa, las usen entre sí. Sin embargo, con la excepción del Esperanto, creo que es inútil y un esfuerzo muy poco redituable tratar de aprender otras lenguas.

Por eso hoy soy un defensor a diestra y siniestra de la idea del Esperanto como SEGUNDA LENGUA para todos los seres de la tierra.

Fui a la universidad en 1968 y hasta 1971. Me registré en la carrera de Sociología. Gracias a eso estoy convencido de que son las condiciones materiales de la existencia de los humanos lo que finalmente determina la consciencia de cada persona. Si las condiciones materiales son ciertas, es decir, que se puede contar con ellas con certidumbre, el ser humano será “bueno”, “dócil”, “altruista”, y todo eso muy positivo.

He estado siempre convencido de que es la tecnología lo que más contribuye a elevar las condiciones de vida del humano. Por lo tanto, me he enamorado de todo lo que ayude a que la tecnología se siga desarrollando, para descubrir qué es lo mejor para comer (soy totalmente comedor de alimentos que vengan de las plantas y estoy totalmente convencido de que es inútil y dañino comer alimentos hechos con restos de animales o cualquier producto de animales).

Por ello viví un buen tiempo desarrollando un sistema administrativo integral que hasta ahora me deja unos centavos de vez en cuando. Creo que cuando naces en una provincia pequeña, es muy difícil que se confíe en lo que sales por allí diciendo que hiciste. Van a escoger lo que tenga más respaldo internacional. Probablemente yo haría lo mismo. Entonces, ¿para qué se permite que personas bien intencionadas se encaucen en la tarea de desarrollar un software que nadie necesita o bien, que ya está desarrollado por otros? De todas formas, creo que mi software administrativo tiene buenas ideas y ayuda a que la empresa que lo usa se discipline en procesos.

Soy un convencido radical de que la sexualidad humana ha sido cruelmente tratada durante los diez mil años de agricultura. Somos una especie, los humanos, muy mal tratados en el aspecto sexual. Para que se nos considere decentes, debemos fijarnos en una sola persona que tiene que ser nuestra pareja para toda la vida. Pero las estadísticas nos muestran que eso cada día es más difícil de lograr: la proporción de divorcios sobre los matrimonio crece día a día.

No podría decir que no estoy felizmente casado, porque lo estoy. Haciendo a un lado algunas terribles fallas de nuestras relaciones, mi esposa es una mujer que merece todo mi respeto y admiración, en primer lugar por haberme escogido como esposo y haber podido resistir el tiempo que llevamos. Mi primera esposa vive, mi segunda esposa murió a los 15 años de casados y mi tercera esposa ya sobrepasó los 15 años y aun estamos vivos y conscientes los dos.

Hoy, la verdad, disfruto, más que nada, escribir para comunicar lo que creo tener claro en la mente. No siempre le atino, pero siempre lo intento. Durante los últimos 5 años de mi vida he estado en la comunicación escrita, con a7.com.mx o Artículo 7: “Libertad de expresión con responsabilidad”. Puedes leer en las páginas de la WEB de Artículo 7 lo que tendría qué decir (además de leerlo en el blog cuyo link puedes ver en esta página).

Ahora lo que espero es tener adeptos a los libros que escribo. Este primero, en español, tiene el castigo de que casi no hay lectores para libros en español, así como hay para libros en inglés. No sé cómo va la estadística, pero fácilmente podría decirse que por cada 200 libros que se venden en inglés, se vende 1 en español. Lástima.

Esperemos que la Bendita Tecnología ayude a que esas proporciones cambien.

Where to find Franz J Fortuny online


Where to buy in print


Books

Diez mil años de crueldad
Price: $10.00 USD. Words: 178,810. Language: Spanish. Published: January 11, 2013. Categories: Fiction » Erotica » Menage/Multiple Partners, Fiction » Fantasy » Contemporary
Muchas personas no están totalmente satisfechas con la vida que tienen. Se dan cuenta todos los días que no están solas, que hay mucha gente con las mismas insatisfacciones. Pero nadie dice nada. Todos callan. ¿Por qué? Y los que no callan, hablan en secreto entre sí, a escondidas. Entonces surgen hombres y mujeres con el valor de romper moldes. Concluyen en que llevamos 10 mil años de crueldad.

Franz J Fortuny's tag cloud