Maria Guadalupe Castro Ramirez

Biography

Comencé a trabajar en el gobierno, durante mi gestión laboral como secretaria y taquígrafa parlamentaria tuve la oportunidad de trabajar con abogados, ahí fue donde aprendí a redactar y a tener una visión amplia de que un buen escrito puede convencer a cualquiera, pero aquí viene el pero, debido al poco sueldo que ahí percibía opté por buscar nuevos horizontes en la empresa privada, estuve ahí varios años trabajando desde despachos hasta notarías, navegando de un trabajo en otro, desgraciadamente ahí encontré mucha competencia desleal, de modo que cuando uno no aprendía rápido era un tonto y cuando querías brillar en tu carrera había quien arbitrariamente te ponía demasiadas piedras en el camino que acababan por aplastarte, ser brillante era casi imposible por la exagerada competencia por conservar el empleo, así es que si te mantenías en el mismo nivel finalmente eras despedido y si sobresalías de los demás te arriesgabas a enfrentarte a una feroz guerra de poderes o a acceder a las presiones sexuales de los jefes para ser intocable.

Harta de esa situación un día en el que me habían despedido injustamente comencé a llorar en el camino, sí llorando porque me llegó la desesperación y la impotencia a tal grado que sentí mi respiración tan agitada que temiendo por mi vida empecé a rezar y a pedirle a Dios por mí y por mi familia y en ese preciso momento llegó la luz y fue así como se me ocurrió ofrecer vía internet mis servicios como redactora, correctora de estilo y para la adecuación de algunos escritos que me enviaban desde documentos jurídicos, artículos, semblanzas, tesis profesionales, o ideas a las que yo les daba una adecuada estructura para que tuvieran coherencia y una presentación impecable.

Ahí fue como me nació la afición por escribir porque ya había aprendido a darle ilación a las ideas, sabía iluminar el texto con palabras apropiadas, empecé a describir las bellezas que contemplamos a diario con un lenguaje bello que acariciara el alma y que algunas veces sin necesidad de tenerlas a la vista las imaginara el lector, empecé a utilizar un lenguaje refinado, tan bello que hasta mi forma de hablar empezó a cambiar, entonces hasta yo misma me desconocí, pero eso no era suficiente había que prepararse, comencé por tomar un curso de computación más avanzado como Operador de Microcomputadoras y algunos cursos en la Universidad del Claustro de Sor Juana sobre Novela Experimental, Taller de Crítica Ficción, Taller de Cuentos, Taller de Creación de Personales y así acabar de perfeccionar lo que había aprendido con la experiencia, poco después me di a la tarea de escribir algunos relatos que me habían sucedido y que me están proporcionando ideas para escribir algunos libros más, ahorita me sigo ganando la vida trabajando vía internet y actualmente estoy publicando mi libro “Mis Lágrimas en el Paraíso” (Historia de un Secuestro) novela basada en la terrible historia de Esmeralda que nos relata el indescriptible sufrimiento que esto ocasiona, pero también la solidaridad y el amor que embellece nuestro derredor cuando nos hacemos conscientes de ayudar al que lo necesita o está en desgracia.

Asimismo, estoy terminando dos libros sobre superación personal titulados, “Sorpréndete con todo lo que podemos lograr con actitud” y “Aprende a vivir en la corta aventura que es la vida”.

Les presento algunas de mis memorias, las cuales recopilo de las personas que a diario vemos, de sus vivencias y que están dando origen a nuevas historias.

Comencemos por saber vivir

Nunca conformados con nuestra existencia hay que mover los hilos de la marioneta que es nuestra vida para que el universo actúe en consecuencia, porque el que se derrota sin haber luchado derrotado está, aventemos entonces la semilla para que la tierra se abra pero no como tumba de nuestros sueños sino como la vida que renace y renace como una bendición eterna, desarticulando a la muerte en su lóbrego santuario.

No seamos el pesimismo mezclado con el egoísmo que sigue carcomiendo por todos los siglos, aportemos nuestro trabajo y esfuerzo además de nuestras experiencias para que le sirvan a otras personas, el que calla algo que sabe que estéril es, pues prefiere esconder sus conocimientos para orbitar en el universo de los mediocres y seguir guardando escrupulosamente ese tesoro que se perderá en la neblina de los siglos, sin haber aportado algo que hubiera sido la más suculenta de las herencias.

El que aporta algo en su paso por esta vida no será la caricatura de lo absurdo, sino la sombra que nunca se va, que ahí está y será el recuerdo de los desasosiegos pero también del heroísmo, del triunfo y el de permanecer eternamente en este mundo.

Nunca pesimista en tu historia de la que tú eres el protagonista, entonces date a la tarea de escribir el mejor libreto para tu vida para que cuando tengas que marcharte digas orgulloso ”misión cumplida”, premio no esperes, sino cumplir tu propio reto, nunca te canses se el caminante incansable del camino, ese que vaga día y noche persiguiendo sus sueños y solo deteniéndose por instantes para tomar un poco de respiro.

Sé como la bella mariposa imposible de atrapar con palabras o conceptos equivocados, flota impulsada por el viento sin desgarrar a nadie con tu vuelo, vuela con tu hermosura cansada, pero nunca desfallezcas, expande tu vuelo hacia otros horizontes en busca de tu propia superación e independencia, quizá desbalanceándote a ratos por la turbulencia, pero vuélvete a erguir como una necia flor que se niega a morir.

Vivir es hermoso, pero más hermoso es saber vivir.

Mi segundo motivo para empezar a escribir.

Resulta que uno de esos días en que abordé el autobús para dirigirme a mi trabajo apresuradamente una vez que me encuentro sentada comienzo a buscar en mi celular un mensaje que había estado esperando, en ese momento ha subido un pasajero ciego y queda instalado a un lado de mí en el primer asiento del camión, el inmediatamente me ha saludado y me empieza a comentar que hermoso día ¿no le parece? yo le contesto con un simple si y continúo buscando en mi celular, sin embargo el continúa hablando y me dice seguramente el sol esta esplendoroso, el cielo azul claro y las nubes un poco distantes por el viento que hizo ayer, un poco molesta por su interrupción le contesto secamente si, el continúa hablando durante el trayecto ¿sabe por qué me gusta viajar en autobús en lugar del metro? porque aquí puedo ir imaginando los amplios camellones con árboles frondosos con algunos pajarillos sobre sus ramas, el fresco olor de los pirules y de los viejos robles y hasta las rosas y las bugambilias que seguramente lo adornan, en ese instante pensé yo vengo conectada al celular, mientras el viene conectado a la vida, sin pensarlo más he guardado mi celular y me asomo por la ventana, efectivamente aquel día había amanecido hermoso, las hojas de las plantas aún sostenían algunas gotas de lluvia sobre sus hojas y curiosamente mire hacia el cielo y efectivamente las nubes contrastaban con el azul intenso del cielo y el sol se veía majestuoso en el horizonte con tonos amarillos y un poco rojizos quizá por el calor sentido al mediodía de ayer, en ese preciso instante me di cuenta Dios mío la invidente he sido yo.

No pude evitarlo continúe mirando por la ventana, de repente empieza a cantar gracias a la vida que me ha dado tanto, al oírlo cantar con tal júbilo reflexioné, todo el trayecto desde que salí de mi casa me he preocupado por venirme quejando por los problemas, por la situación económica y en pedir, pedir y pedir, no pude más el llanto empezó a brotar silenciosamente sobre mis mejillas, aquel hombre le estaba dando gracias a Dios y en ningún momento se había quejado por lo que no tenía.

Desde entonces me he dado a la tarea de contemplar las flores, el verde de los campos, la risa de mi hermosa Valentina, en fin todo lo hermoso que existe y en aprovechar cada minuto que Dios me conceda de vida para describir todo lo que veo en este mundo maravilloso y conservarlo para siempre en mi mente y en mi corazón como el regalo más extraordinario que Dios nos da en complicidad con la madre naturaleza y nunca más olvidarme que la palabra agradecimiento actúa en consecuencia con el universo y por añadidura recibiremos más de lo que esperábamos.

Smashwords Interview

¿cuál es la introducción de tu novela
MIS LÁGRIMAS EN EL PARAISO
(Historia de un Secuestro)

Rindo un homenaje a todos aquellos seres que olvidándose de su dolor, emprenden una terrible lucha para buscar la luz de la justicia a costa de su propia felicidad y acaso de su propia vida, a los seres que no los mueve el odio, ni el resentimiento, sino la razón y la verdad, quienes con su lucha han logrado aminorar y aun cicatrizar las heridas de muchos corazones.
Era muy temprano cuando desperté, las aves cantaban revoloteando en los follajes de los naranjos y los limoneros, por un momento me imaginé estar lejos de ahí, pero no, la terrible realidad era otra, entonces decidí salir al patio para saber a dónde iba a vivir inevitablemente no sé cuánto tiempo, pero qué es esto! estaba yo frente a todos los prisioneros, quienes daban la apariencia de ser muertos vivientes, sus rostros sin la menor ilusión, con un rictus de infinita tristeza, sus caras quemadas y despellejadas por el sol, sus manos igualmente maltratadas y sus pies sin zapatos llenos de callosidades y de grietas sangrantes, su ropa sucia y deshilachada por el tiempo.
En la parte contraria del patio había un grupo de prisioneros que distaba mucho del que se encontraba de este lado, ¡ellos estaban en peores condiciones!, sus cuerpos casi momificados, de los cuales únicamente resaltaban las cuencas de sus ojos enrojecidos, con la vista perdida en algún punto y su piel adherida a los huesos ¡prácticamente se movían por voluntad divina! ellos de repente sin ningún motivo comenzaban a reír enloquecidamente o a platicar con algún ser imaginario.
El panorama era más que aterrador, por un momento tuve la impresión de que me encontraba en el inframundo y que todos los prisioneros eran entes purgando su condena en el infierno; no pude más que sentir un profundo dolor por las condiciones en que se encontraban. Una vez que me repuse del terrible espectáculo que acababa de tener ante mi vista le pregunté a Benjamín porque los presos que se encontraban separados del grupo estaban en peores condiciones que los demás, él me explicó que ese grupo está dedicado al cultivo de marihuana, que tienen menos horas de trabajo, pero un peligro inminente de muerte, porque los hacen pasar por indigentes para ocuparlos como burreros y así poder transportar la droga sin el menor peligro para la gente del jefe, como recompensa a esos prisioneros se les da un mejor trato, trabajan menos horas y se les deja hacerse adictos, casi todos lo hacen para olvidarse de lo que les pasa y así no morir de tristeza, pero finalmente mueren cuando su cuerpo se encuentra totalmente intoxicado y no resiste más.
Nuevamente los ojos de Esmeralda se encuentran cubiertos de lágrimas y por primera vez hubiera preferido no haber llegado hasta ahí, su cuerpo se estremece por el pánico terrible que siente por todo lo que le espera en ese lugar, en ese momento tiene la certeza de que efectivamente ha caído en el infierno, pero nuevamente la levanta su deseo por ayudar a toda esa gente que sufre indeciblemente y por hacer justicia.
Nos podrías mostrar el 1er capítulo de la novela
MIS LÁGRIMAS EN EL PARAISO
(Historia de un Secuestro)

Yo debí ser feliz, como se es en la niñez, no importando si se es rica o pobre, quizá debí haber conocido solo la felicidad de vivir protegida y cobijada por el amor de mis padres; ignorando las amarguras de la maldad, la corrupción, la muerte, el dolor y la impotencia.
El lugar donde yo vivía en Valle de Bravo, es pintoresco, bello y tranquilo, un lugar mágico, enclavado en un pequeño cerro, por las tardes a lo lejos se veía el horizonte atrapando al sol, como no queriendo dejarlo ir, parecía un diamante sobre un verde pañuelo esparciendo sus dorados y rojos destellos hacia el cielo azul mientras sus limpísimas calles lucían escoltadas por viejos árboles que se mecían armoniosamente al soplo de la brisa de la laguna.
Recuerdo aquel día, yo me sentía más feliz que nunca, ya que nos iríamos de vacaciones, sin imaginar siquiera que ese sería el comienzo de nuestra terrible pesadilla, después de varias horas de camino hicimos una pausa frente al mar, ahí nos detuvimos a descansar sentados en la mullida arena y mientras platicábamos podíamos observar sus aguas, en las que se reflejaba la celeste bóveda, eran de un azul profundo, pareciera un terso y azulado cristal, del lado izquierdo desde lo más alto, una gran cascada blanca como suave arena resaltaba al chocar sobre el gris acero de las enormes rocas,
El Conde seguía terriblemente deprimido no quería salir de su habitación, sus fieles criados Emma y Efraín estaban sumamente alarmados, solo admitía que le llevaran los alimentos los cuales apenas si probaba y enseres para bañarse, además dejó de acudir a sus negocios y pidió no ser molestado, así continuó con la mirada perdida en las tinieblas de su habitación, pensando y llorando en silencio, durmiendo a ratos y medio probando la comida a ruego de sus fieles sirvientes, no tenía fuerzas para levantarse de la cama, ni la más mínima ilusión de seguir viviendo, ¡prácticamente se estaba dejando morir!, porque ya se habían agotado todos los recursos para encontrar a su pequeña Esmeralda, aunado al fallecimiento de su querida e inolvidable esposa.
En un último recurso Emma y Efraín al ver que no mejoraba el estado anímico y espiritual del Conde se aposentaron afuera de su recámara y le dijeron señor tiene que ser fuerte, con estar encerrado no va a ganar nada, su hija tiene que aparecer, muy dentro de nuestro corazón sabemos que está viva, tenga fe patrón no nos defraude, usted es un hombre de lucha, no extinga la última luz que le queda que es la esperanza.
Tanta vehemencia, súplica y cariño había en las palabras de sus fieles criados que lograron que el conde se incorporara con muchos trabajos debido a su estado anímico y abriera por un instante la puerta, al quedar frente a ellos como un niño se tiró en sus brazos y lloró amargamente diciendo, perdónenme, pero ¡no puedo con esto!, este sufrimiento ¡es terrible!, no tengo consuelo ni de día, ni de noche, sé que me estoy muriendo y no puedo hacer nada. Los criados también llorando lo abrazan patrón usted puede, haga el intento, por favor se lo suplicamos, ¡yo el hombre fuerte! Y ahora estoy ante ustedes vencido, acabado y llorando como un niño sin esperanza en el futuro.
Al otro día antes de ponerse el Sol, Esmeralda le pide a Rubén que la lleve nuevamente a la choza y que olvidaran todo lo que había ocurrido, hagamos de cuenta que el tiempo se ha detenido y que siempre vamos a estar juntos. Una vez en la choza Rubén le dice que harán un compendio de todo lo aprendido y aunque ya estamos preparados para atender zonas rurales en cualquier enfermedad, únicamente nos falta analizar los campos de los sauces y naranjos.
Al amanecer acudimos a esos hermosos campos ¡Oh! que belleza, una vez que llegamos ahí se respiraba un olor que nunca voy a olvidar, los aromas se mezclaban y lo perfumaban todo. Las herraduras del caballo parecían que pisaban sobre terciopelo en lugar de pasto por lo crecido y terso. Al bajarnos del caballo Rubén me estrechó entre sus brazos y me acercó a su pecho, una emoción muy grande nos invadió, era el supremo placer que sentíamos al ver la extraordinaria belleza de una naturaleza virgen en todo su esplendor.
Posteriormente regresamos a la choza con las últimas yerbas que nos faltaban y pasamos tardes enteras, acomodando, estructurando y analizando todo lo aprendido, hasta que al fin hicimos el compendio ¡qué gran variedad había! era un estudio más que completo, ¡estábamos realmente satisfechos!
El ronco, cuyo verdadero nombre es Cenobio N., es un hombre terriblemente cruel, para quien el mayor de los placeres es hacer daño a los demás, no cree en nadie ni en Dios, únicamente en el dinero, sus padres según le contaron lo abandonaron en un lote baldío a su suerte y para sobrevivir no se esforzó en construirse un mejor destino, sino que buscó las malas compañías para hacer dinero fácil y rápido y de alguna manera vengarse así del desprecio que desde su infancia sufrió.
Read more of this interview.

Books

Mis lagrimas en el paraiso
Price: $1.25 USD. Words: 80,160. Language: Spanish. Published: August 31, 2016. Categories: Fiction » Graphic novels & comics » Romance
Novela basada en la terrible y conmovedora historia de Esmeralda, quien se olvida de su dolor y del de su familia y arriesga su vida hasta dar con su secuestrador y hacer justicia. Ya en el campo de concentración ayuda a sobrevivir a los demás esclavos a las torturas, abusos, malos tratos y extrema pobreza.

Maria Guadalupe Castro Ramirez's tag cloud

abuso    aventura    esclavitud    justicia    misterio    prepotencia    romance    solidaridad    suspenso